La luz de toda America Latina

Monday, August 28, 2006

Alice Walker: EE.UU. sólo desea dominar a Cuba


La Habana, 28 ago (PL) La escritora norteamericana Alice Walker, Premio Pulitzer 1983, denunció hoy que Estados Unidos sólo desea dominar a Cuba y destruir su ejemplo, al reafirmar su apoyo a la isla ante las nuevas amenazas de la Casa Blanca.

De ninguna manera perdono la crueldad del gobierno de mi país hacia el pueblo cubano, precisó a Prensa Latina la autora de El color púrpura, una de las más de 18 mil personalidades que firmaron hasta la fecha la declaración "La Soberanía de Cuba debe ser Respetada".
Al explicar su decisión en ese sentido, dijo hacerlo como expresión de solidaridad con los cubanos y muchos otros en todo el mundo.
"Quienes comprenden perfectamente bien que Estados Unidos no desea democracia para Cuba, sino imponer su dominio y destruir un ejemplo crucial de una forma diferente de existir, con dignidad", añadió.
Ampliando sobre las acciones del gobierno norteamericano, señaló que está errado en sus criterios y trato hacia esta nación.
Se equivoca tal como hace con muchos otros países y pueblos, recalcó la escritora, quien ha estado muy vinculada al Movimiento por los Derechos Civiles, la defensa de la mujer y la lucha contra el apartheid, entre otras causas.
Consciente de los efectos de la política de Estados Unidos y de las aspiraciones de los cubanos, Alice Walker resaltó en sus reflexiones el siguiente mensaje:

"Es muy importante que el pueblo de Cuba comprenda con claridad y en todo momento que le deseo exactamente lo mismo que para mí: paz, prosperidad, justicia, seguridad y felicidad".

La referida declaración deviene una espontánea respuesta de prestigiosos artistas, políticos y académicos ante las amenazas de la administración del presidente George W. Bush, resumidas en un llamado Plan para una Transición en Cuba, el cual incluye un capítulo secreto que hace a algunos pensar en una posible agresión militar a la isla.
El documento que aboga por respecto a la soberanía cubana cuenta además con el apoyo de varias otras personalidades estadounidenses, entre ellas, el periodista Saul Landau, los actores Benicio del Toro, Danny Glover y Harry Belafonte, así como del analista político James Petras.